• Abogado Adalberto Pérez

Audiencias de deportación demoran hasta 7 años por rezagos en las Cortes de Inmigracion


Los jueces de inmigración no se dan abasto para resolver los casos pendientes de inmigrantes que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos y que fueron liberados con el recurso Catch and Release… El problema es que en Estados Unidos hay actualmente 257 jueces de inmigración que deben dictar sentencia en 542,654 casos pendientes, según el último reporte del gobierno estadounidense con fecha del 20 de febrero del 2017. Eso significa que cada juez de inmigración tendrá que resolver 2,111 expedientes en promedio, y esa cifra aumentará con las decenas de miles de casos que se acumulen durante el año 2017.

Para remediar ese atolladero, el gobierno norteamericano ha intentado cada año, inútilmente, que se contraten más jueces y se mejore la eficiencia de sus Cortes de Inmigración. El meollo del asunto está en que, cuando se trata de asignar fondos públicos, esas propuestas migratorias siempre enfrentan una considerable oposición de los dos partidos en el Congreso estadounidense.

El rezago en las Cortes de Inmigración es un tema profundamente politizado, pero la falta de solución es muy benéfica para el indocumentado que contrata a un abogado de inmigración cuando es detenido por la Border Patrol en la frontera con México. La estrategia es previsible: el abogado promoverá el recurso Catch and Release y el indocumentado detenido será liberado en un plazo no mayor a 72 horas, para que tenga una audiencia de deportación ante un juez de inmigración, pero los rezagos acumulados permitirán que el inmigrante viva muchos años en el país, con estancia legal y permiso de trabajo, mientras llega el momento de presentarse ante la Corte de Inmigración.

Este rezago en las audiencias ante la Corte de Inmigración es favorecedor para el inmigrante que se encuentran en dicha circunstancia porque lo más probable, según las estadísticas del Departamento de Justicia Estadounidense, es que la audiencia ante el juez de inmigración termine en orden de deportación. Las cifras oficiales indican que, por cada 100 audiencias realizadas, en 88 de ellas la sentencia del juez es una orden de deportación.

La principal causa de esta altísima tasa de fallos de deportación ante la Corte radica en que la mayoría de los inmigrantes acuden a su audiencia solos, sin la representación de un abogado particular, que sea experto en Derecho Migratorio y que verdaderamente defienda su caso. Esos inmigrantes, por ahorrarse unos cientos de dólares, prefieren dejar su futuro en manos del abogado gratuito que les proporciona la Corte. Esto es un error garrafal porque preparar un caso para defenderlo ante la Corte de Inmigración lleva mucho tiempo, algo que no están dispuestos a invertir los abogados de oficio pagados por el gobierno estadounidense, pues ellos tienen su cheque seguro, cualquiera que sea el resultado de los casos que se les asignen.

Las cifras no mienten en cuanto al rezago en las Cortes de Inmigración. Como ya se ha señalado, casi 600 mil casos languidecen hoy en los tribunales de inmigración estadounidenses, y la mayoría de ellos continuarán en espera de una sentencia por muchos años. En este año 2017, por ejemplo, apenas se están realizando audiencias ante el juez de inmigración para los indocumentados que fueron liberados en el año 2011. Otro dato: al día de hoy, más de 100 mil madres centroamericanas con hijos, y 75 mil menores centroamericanos no acompañados, esperan también su audiencia ante el juez de inmigración.

Si desmenuzamos este último dato encontramos que, en los últimos tres meses, desde diciembre del 2016, aumentaron en un 21.9% los casos de madres centroamericanas con hijos menores que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos. Esas mujeres con sus hijos contabilizan 106,458 casos que igualmente se encuentran en espera de una audiencia ante el juez de inmigración. En cuanto a los menores no acompañados, aquellos que cruzan ilegalmente sin sus familiares adultos, los casos pendientes en las Cortes de Inmigración totalizan 81,845 hasta febrero del 2017. Si se combinan estos dos grupos de migrantes indocumentados –provenientes en su inmensa mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras- se alcanza casi la tercera parte de los casos rezagados ante los tribunales de inmigración.

La migración centroamericana ilegal acontece esencialmente por la violencia, el secuestro y la extorsión por parte de pandillas en El Salvador, Guatemala y Honduras. La mayoría de las mujeres centroamericanas vienen huyendo de esa violencia, mientras que los menores de edad tratan de escapar al reclutamiento forzado en las “maras” o pandillas.

Pero el rezago en los tribunales de inmigración no se debe exclusivamente a que los casos de indocumentados centroamericanos están aumentando en número –en el año 2016 hubo más que en el 2015- sino a la forma en que el gobierno estadounidense ha ordenado resolverlos.

Lo que sucede es que la Administración Obama, cuando comenzó la crisis migratoria centroamericana en 2013, decidió acelerar esos casos, pero la mayoría eran casos de asilo, que son complicados y requieren no solo tener un abogado sino documentación y preparación. Mientras tanto, otros miles de casos de deportación, que ya estaban listos para ser juzgados, fueron retrasados.

Los políticos desconocen cómo funciona una Corte de Inmigración e ignoran que es contraproducente acelerar los casos que no están listos para un fallo, pues al final consumirán más tiempo para resolverse. Otra consecuencia negativa de acelerar los casos es que se violen las disposiciones del debido proceso al inmigrante, e incluso que sea deportado en ausencia por no presentarse en la Corte a causa de no haber sido notificado en tiempo y forma...

El propósito de este blog es brindarle únicamente información general. Esta información no debe ser considerada por el lector como una asesoría jurídica para alguna persona, caso o circunstancia en particular... Debido a la complejidad de la ley migratoria, usted debe consultar un abogado especializado en leyes de inmigración antes de iniciar cualquier trámite migratorio…

En Arevalo & Meyers: Inmigration Lawyers L.L.P. somos abogados especializados en Derecho Migratorio y U.S. Inmigration Law, y con nuestra asistencia profesional podemos guiarle durante el proceso para resolver su caso...

#pandillas #juezdeinmigración #rezagado

42 views0 comments